Autor o autores

Laura Cano-García1, Raquel Navas-Fernández2,
Inmaculada Ureña1 , María López-Lasanta 1, Francisco
Gabriel Jiménez-Núñez 1,Sara Manrique 1, Carmen María
Romero-Barco1, Verónica Rodríguez-García1, Mª Ángeles
Belmonte1, Virginia Coret1, María Victoria Irigoyen1
,Antonio Fernández-Nebro1. Centro: Hospital Regional
Universitario Carlos Haya, Málaga.1 Centro: Hospital
Clínico Universitario Virgen de la Victoria, Málaga.2

E-Mail de Contacto

lauracano.due@gmail.com

Centro

Hospital Regional Universitario Carlos Haya

Publicacion

Objetivos

Valorar si un programa educacional estandarizado para el autocuidado es
efectivo para mejorar la calidad de vida relacionada con la salud, la función
física, la adherencia terapéutica y el dolor en la artritis reumatoide.

Pacientes y Metodo

Diseño. Estudio de intervención abierto no controlado. Pacientes: adultos
con AR (criterios ACR), seguidos en el Servicio de Reumatología del HRUCH
seleccionados mediante aleatorización simple y dispuestos a participar.
Intervención. Actividad formativa presencial por grupo: exposiciones orales,
demostraciones, práctica de ejercicios y dinámicas grupales. Impartido por
una enfermera, una terapeuta ocupacional y una fisioterapeuta. Lo temas
tratados fueros: 1-Qué es la AR. 2- El tratamiento. 3- Fomento de conductas
saludables y de protección articular. 4- Manejo no farmacológico del dolor.
5- La actividad física. 6- Ayudas técnicas para la vida diaria. Variables de
desenlace. La calidad de vida relacionada con la salud se evaluó con EQ-5D y
SF-36; la percepción del dolor y la valoración general de la artritis por el
paciente mediante EVA (0-100); la función física mediante HAQ-EA; la
adherencia al tratamiento mediante el test Moriski-Green; el afrontamiento
ante el dolor crónico por el cuestionario de afrontamiento ante el dolor
crónico (CAD). Fueron recogidos antes de la actividad educativa y 3 meses
después de la misma. Análisis estadístico. Descriptivo básico de los
resultados, test de Kolmogorov para la normalidad de las variables, T de
Student y Prueba de los Rangos con Signos de Wilcoxon para las muestras
pareadas antes y después, Prueba de Chi-cuadrado de Pearson para
variables cualitativas independientes y la prueba de McNeman, con la
modificación de Bowkers cuando procedió, para las variables cualitativas
pareadas.

Resultados

Participaron 30 enfermos con AR (83,3% mujeres) cuyas principales
comorbilidades fueron artritis (96,7%), osteoporosis (26,7%), ansiedad
(23,3%), deterioro visual (20%), depresión (20%).
La intervención mejoró en el conjunto de pacientes en CVRS expresada en
EVA de EQ-5D (p<0,001) y en SF-36 en salud mental (0,049). Hubo mejora en EVA dolor (p=0,005), en EVA de la enfermedad (0,009) y
CAD (p< 0,001) en el conjunto de pacientes.
No hubo mejoría significativa en el conjunto de pacientes en HAQ ni en el
test de Moriski-Green.

Conclusiones

Debido a su diseño, este programa educacional tiene un claro efecto positivo
en la CVRS de los pacientes con AR y la percepción de la enfermedad y
manejo del dolor crónico pero no en la adherencia terapéutica ni de la
función física. Aspectos tan importantes como la mejora en el manejo del
dolor crónico en enfermos de AR hace necesario el uso de estos programas
educacionales en el sistema sanitario.